Payday Loans
cabecera11.jpg
Servicios Para una Educación Alternativa A.C.

IMG 4719La Historia, más que leyendas, nos regala vestigios de los pasos que están marcados sobre el territorio donde acampan las cosmovisiones de las comunidades originarias. Aquí, en el mar verde que se vuelven las montañas de la Sierra Sur, bajo cada piedra, sobre cada árbol se encuentra la historia de Cosijoeza y el antiguo imperio Zapoteca que se asentó sobre las montañas. Aquí, siglos después de que los frailes Dominicos construyeron el prodigio arquitectónico con más de doscientos años de historia impregnada en sus ladrillos, cuya cúpula reta el verde paisaje desde cualquier punto cardinal de la comunidad. Aquí, siguen fluyendo los caminos de agua que acompañan, todavía, los pasos de sus descendientes originarios.

A propósito del Día Internacional de la Lengua Materna, a partir hace cuatro años se reúnen desde distintas latitudes de la región del Istmo de Tehuantepec los bachilleratos comunitarios Maristas, el año pasado, la sede fue el Bachillerato Asunción Ixtaltepec, este año, la osadía fue proponer una comunidad: San Pedro Mártir, Quiechapa, donde se dieron cita seis extensiones: San Mateo del Mar, San Francisco La Paz, San Felipe Zihualtepec, Santa María Quiegolani y Asunción Ixtaltepec. Se concentraron, para compartir el trabajo y la fiesta, más de doscientas personas en el atrio de la Iglesia de la Comunidad tapizado de jacarandas en flor, al amparo de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada.

Ante las amenazas potenciales que se ciernen sobre las comunidades originarias del estado de Oaxaca, es la educación alternativa que se gesta en las comunidades y los bachilleratos comunitarios la que presenta propuestas, acompañados por organizaciones que dedican sus esfuerzos a articular la lucha de los pueblos, las y los jóvenes saben, han aprendido que palabras como minería a cielo abierto, megaproyectos, parques eólicos y las entidades que se presentan de la mano de estos conceptos como desarrollo y progreso, son disociaciones que intentan intervenir sus utopías.

Ante estas expectativas que se generan, un paréntesis. Un espacio de encuentro, un lugar donde ellas y ellos, jóvenes pertenecientes a diversas comunidades originarias puedan convivir y compartir sus experiencias, un encuentro de bachilleratos comunitarios donde a la par de actividades lúdicas, puedan acceder a información que alimente sus perspectivas. Ese fue el planteamiento inicial desde la organización del evento. Se analizaron las posibilidades y se apostó por la identidad comunitaria y la defensa del territorio.

IMG 4741Así, durante dos días, las y los jóvenes convivieron y compartieron, además de la comida que prepararon las madres y padres de familia, reflexiones sobre su contexto y generaron propuestas para alimentar los sueños que se gestan desde la educación comunitaria. La intención: que palabras como Soberanía alimentaria, Desarrollo rural y Autonomía, dejen de ser ajenos y se vuelvan, más allá de la teoría, realidades en sus prácticas comunitarias. Acompañados por el profesor Geovany Alavéz, recrearon aspectos de la comunalidad y disfrutaron actividades lúdicas que, al amparo de una fogata en la plaza, les permitieron convivir con niñas y niños de la primaria, la telesencudariay la primaria Marista de Quiegolani, conducidos por la maestra Alicia Ramos, se integraron gustosos a las actividades y tuvieron además la oportunidad de conocer el Ojo de agua y el molino de piedra donde se procesa el trigo de manera artesanal en la comunidad.

El segundo día de actividades giró sobre el Foro de compartencias donde organizaciones como la Articulación de Pueblos Originarios del Istmo Oaxaqueño en Defensa del Territorio (APOYO), el Centro de Derechos Humanos Tepeyac, la Preparatoria José Martí y Servicios para una Educación Alternativa A.C. EDUCA, compartieron sus experiencias en la resistencia que presentan los pueblos originarios con muchachas y muchachos que tuvieron oportunidad de plantear sus dudas respecto a las Zonas Económicas Especiales y los impactos que presenta para sus comunidades este modelo económico planteado para estados como Michoacán, Guerrero y Oaxaca. La mesa contó con la presencia del Obispo Emérito Arturo Lona Reyes, que reta a los jóvenes a fortalecer la historia de nuestros pueblosy a responder con coraje, con rabia, con dignidad a las afrentas que el capital hace a las comunidades. Los instó a que “la llama de la esperanza siga ardiendo y está depositada en ustedes, jóvenes” concluyó con la voz desbordada por la emoción.

Después de la misa que ofició el padre Obispo, se celebró el acto cultural, donde cada bachillerato presentó alegorías de su comunidad para compartir con las y los habitantes de Quiechapa que presenciaron el Berelele y El Jarabe Mixteco, El Torito y “Qué bonito Quiegolani”, la Danza de la Tortuga y el Pez Espada.

Así cayó la noche, sobre todas y todos cansados y contentos alrededor de la ofrenda de flores y caracoles y maíz y café y mezcal y frijol y copal que se dispuso en agradecimiento a nuestra Madre Tierra. Así, danzamos, hablamos con todo el cuerpo y desde el corazón floreciendo resistencia, escuchamos las voces de la montaña, la laguna y de la selva cantarnos de vida y esperanza en nuestra más antigua lengua milenaria.

 

Astrid Paola Chavelas López

Maestra Comunitaria

Sierra Sur, Oaxaca.

Share
captcha 
Gracias por tu suscripción, algunas ocasiones el boletín llega a la bandeja de "Correo no deseado", te pedimos revisarla para evitar que se acumulen ahí.

DENUNCIA OAXACA-01