Payday Loans
cabecera22.jpg
Servicios Para una Educación Alternativa A.C.

concierto paz transmisionAgencia Vicente Guerrero, Zaachila, Oax. 3 de agosto de 2017

 

A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL

A LA SOCIEDAD EN GENERAL

Hace años, las laderas de los cerros de la zona oriente de la Villa de Zaachila eran secos en el estiaje y verdes en el verano. El año 1980 marcó profundamente el entorno natural porque se instaló el tiradero municipal en el cual comenzaron a verter sus desechos muchos municipios conurbados de la ciudad de Oaxaca. Y después de los desechos llegamos los pobladores que pretendíamos un lote de tierra donde vivir y crear mejores condiciones de vida. Por vivir alrededor de los desechos, muchos también nos consideraron o nos imaginaron desechables, despreciables, manipulables, corruptibles.

En torno al tiradero se tejieron historias de corrupción y violencia que contaminaron ambientes, hogares, conciencias, jóvenes y adultos, instituciones, organizaciones y autoridades. Depositar volteos de viseras animales nauseabundas junto con la basura o compactar la tierra de los rellenos con el agua residual de fosas sépticas, son la expresión de los altos niveles de contaminación física y ética, aquí y en los centros de decisión; son la manifestación de nuestra sociedad enferma que quiere ocultar sus miserias humanas y hacer que otros las soporten. El crimen se hizo realidad contra la naturaleza, las personas y las colonias. Y se tejió con los ciudadanos, las organizaciones y las autoridades mismas. Por ello ahora el crimen cobra facturas ecológicas, humanas, sociales, institucionales y espirituales.

Todo ha quedado en evidencia con el conflicto que hemos vivido. El crimen anido muy hondo en la sociedad, pero más hondo ha sido el clamor de nuestra dignidad humana que vive en estas laderas y valles. Vivimos un parto muy doloroso de algo nuevo, vivimos un parte aguas de la casa común. Son dignos descendientes de los ancestros zapotecas los hermanos de la cabecera municipal y somos dignos nosotros, descendientes de otros pueblos y culturas también milenarias; hacemos los trabajos cotidianos que sostienen y protegen la vida diaria: empleadas domesticas, choferes, albañiles, estudiantes, limpiadores de parabrisas, vendedores ambulantes de la calle, empleados de tiendas u oficinas, hacemos tortillas o separamos y reciclamos desechos. ¿Es indigno limpiar la vida diaria? ¿Son desechables nuestras labores? Somos humanos como todos, con valores y miserias. Tenemos esperanza de una vida digna para todos. Un mundo incluyente y digno es posible para todos.

Hacer un concierto sobre los desechos compactados del tiradero, es cantarle a la vida, a la dignidad humana, a la esperanza que nos sostiene y queremos compartirla con quienes pretendan un sociedad incluyente, pacífica, justa y digna para todos. Es afirmar la vida por sobre la corrupción, la impunidad o el crimen. Los muros de la exclusión están también dentro de nosotros y entre nosotros.

Por todo lo más noble de la humanidad, presente en estas colonias periféricas, en el centro de la ciudad o en medio de nuestros pueblos originarios, los invitamos para que nos acompañen en el CONCIERTO POR LA PAZ Y LA RECONSTRUCCIÓN DEL TEJIDO COMUNITARIO, que se realizará en el tiradero municipal de la Zona Oriente del Municipio de Zaachila, el domingo 6 de agosto próximo, a las 4 pm.

En el concierto se expresaran las personas y los organismos que desde esta realidad luchamos hace años por crear oportunidades de desarrollo humano y artístico; los que aquí vivimos y la solidaridad internacional. Queremos mostrar los valores humanos y artísticos que acá se construyen. El rostro de nuestras colonias, también.

Nos acompañarán: la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, la Red Nacional de los Derechos Humanos: “Todos los derechos para Todos”, Servicios y Asesoría para la Paz y Organismos Civiles locales.

Los conflictos dañan las personas y el tejido social. Por eso, el Concierto es una convocación para reconstruir de manea nueva nuestra dignidad y las relaciones comunitarias y multiculturales, aprendiendo de lo que hemos vivido: la dignidad de la persona no es desechable y está por encima de todo.

Los medios de comunicación social son fundamentales en la reconstrucción del tejido social, son servidores de la libertad de expresión y de la dignidad humana. Los esperamos.

 

Agencias Vicente Guerrero y Emiliano Zapata, Colonias Unidas

Consorcio de Organismos Civiles Zaachila Oriente

Share

observatorio

DENUNCIA OAXACA-01