Payday Loans
cabecera11.jpg
Servicios Para una Educación Alternativa A.C.

255f0513 d582 49e4 afdd 6cf6ec772b20 300x300Magdalena Teitipac es una comunidad zapoteca de los Valles Centrales de Oaxaca, que mantiene desde 2009 una lucha de resistencia contra un proyecto minero para la extracción de oro y plata en una superficie de 9 mil 653 hectáreas de tierras comunales y que el Gobierno Federal otorgó, sin consulta previa, una concesión a la empresa plata real, subsidiaria de la transnacional Sunshine Silver Mining (con sede en los Estados Unidos). Luego de presentarse los primeros indicios de contaminación ocasionados por la exploración minera, la comunidad se fue organizando en asambleas comunitarias, donde determinaron expulsar a la empresa minera de sus tierras, acto que derivó en acciones de hostigamiento y persecución de defensoras y defensores de la tierra y el territorio. Sin embargo, convencidos de que los megaproyectos, son proyectos de muerte. En 2013, en sesión de Cabildo Magdalena Teitipac se declaró como “lugar prohibido para la explotación minera”. Desde entonces, integrantes de esta comunidad han intensificado sus esfuerzos para enfrentar los embates del modelo extractivista que permea en el estado de Oaxaca. Pues la secretaría de economía ha entregado 322 concesiones sin consultar a los pueblos que han habitado estos territorios ancestralmente. En esta ocasión, dedicaremos la siguiente media hora del espacio Social para hablar sobre los esfuerzos de articulación de los pueblos para exigir el respeto a sus derechos. Y que convergerán el próximo 11 y 12 de octubre, en el Juicio Popular Comunitario contra el Estado y las Empresas Mineras en Oaxaca.

Descarga el Espacio Social: Previo al Juicio Popular Comunitario contra el Estado y las Empresas Mineras en Oaxaca (30 min).

Reproductor:

 

BAKS Clothing1Un año pasó y desde entonces más de seis mil réplicas le han seguido al terremoto del 7 de septiembre que devastó la región del Istmo de Tehuantepec en Oaxaca. Hay un antes y después del 7 septiembre. Los pueblos vivieron su duelo y poco a poco regresan a la vida, a través de un sistema de organización ancestral, el único viable ante la devastación: la ayuda entre vecinos. Desde los días posteriores al terremoto de 8.2 grados, los gobiernos estatal y federal se vieron rebasados por la situación de emergencia en el Istmo de Tehuantepec. El colapso de las instituciones educativas, de salud, bancarias, comerciales y municipales, ahondaron las desigualdades y retrasaron la reconstrucción. Además, a más de 365 días aun “no está claro que cantidad de recursos se entregaron al Estado de Oaxaca y en que se aplicaron”, estas deficiencias dieron pie a la respuesta solidaria de personas, colectivos, organizaciones, fundaciones, redes de solidaridad estatales, nacionales e internacionales que emprendieron la reconstrucción desde una perspectiva integral de la formación, la capacitación y la reconstrucción del tejido social. Paradójicamente alrededor de la tragedia se anuncian grandes acciones e inversiones en la región. El mismo día de la inauguración del Centro Comunitario Ikoots y la apertura e iniciación de los talleres del Centro de Artes y Oficios, ambas iniciativas promovidas por Monapakuy Organización Comunitaria en San Mateo del Mar, el Gobierno Federal presentaba a través de BANOBRAS, el Programa de Ciudades Emergentes Rurales, en la Ciudad de Salina Cruz, sede de las Zonas Económicas Especiales. Este escenario nos permite poner en la mesa de reflexión asuntos centrales de la agenda pública: la reconstrucción y el cumplimiento derechos a la vivienda, a la salud, a la información, a decidir la forma de cómo se quiere vivir, organizarse, gobernarse. En esta ocasión el Espacio Social de Servicios para una Educación Alternativa, dedica la próxima media hora a dar voz a algunas de las iniciativas ciudadanas surgidas de la catástrofe del terremoto.

Escucha el Espacio Social:

Descárgalo aquí.

5b9de783 4861 4d5d 8b8c cf83abca51f0Para visibilizar y denunciar a nivel nacional e internacional la violación de derechos de pueblos y comunidades indígenas, rurales y campesinas ocasionadas por la imposición de concesiones y proyectos mineros. Los próximos 11 y 12 de octubre, se llevará a cabo un Juicio Popular Comunitario contra las Empresas Mineras en la ciudad de Oaxaca. El pasado 8 de agosto, organizaciones y comunidades de Oaxaca celebraron una conferencia de prensa para informar que este juicio recibirá las denuncias que presenten las comunidades y organizaciones afectadas por la minería. Esta iniciativa surge a partir de los acuerdos generados en el Segundo Encuentro Estatal de Pueblos, Comunidades y Organizaciones “Aquí Decimos Sí a la Vida, No a la Minería” realizado en Magdalena Teitipac, los días 23 y 24 de febrero de 2018. En dicho encuentro participaron alrededor de 60 comunidades y 36 organizaciones que actualmente están enfrentando los embates del modelo extractivista. Cabe destacar que la Secretaría de Economía ha entregado 322 concesiones sin consultar a pueblos y comunidades indígenas que han habitado los territorios ancestralmente. Debido a todas las consecuencias negativas, la criminalización, la contaminación y los impactos sociales que generan los proyectos mineros en las comunidades, “se hace necesario juzgar la actuación del estado mexicano y las empresas mineras (nacionales y extranjeras)”, señalaron los convocantes a la conferencia de prensa. En el próximo Espacio Social, presentamos los detalles de este evento, mientras que en la segunda parte del programa hablaremos sobre la nueva edición del boletín de análisis e información política El Topil. 

Escucha el Espacio Social:  Juicio Popular Comunitario

Aviso de descarga (con direccion de audio)

Descarga el Espacio Social: Juicio Popular (29 min.

jdghfjhjheruihAntecedentes como Tlatelolco en 1968, la llamada "Guerra Sucia", que se dio entre finales de los sesenta y principios de los ochenta; las desapariciones forzadas en México no son nada nuevo y se han intensificado desde el inicio de la llamada “guerra contra el narco” de Felipe Calderón, en diciembre de 2006. “El arresto, la detención, el secuestro o cualquier otra forma de privación de libertad que sean obra de agentes del Estado o por personas que actúan con la autorización, el apoyo o la aprobación del Estado, seguida de la negativa a reconocer dicha privación de libertad o del ocultamiento del paradero de la persona desaparecida, sustrayéndola a la protección de la ley”, es el concepto que maneja la Organización de las Naciones Unidas sobre las desapariciones forzadas. En México se calcula que hay más de 35 mil personas de cuyo paradero “nadie sabe”. Este crimen de lesa humanidad mientras no sea resuelto amplifica el sufrimiento de familias enteras y allegados. Las principales víctimas de desaparición –así como de hostigamiento y allanamiento de morada– son líderes de comunidades que se oponen a la privatización de los recursos naturales, el pasado 25 de agosto Sergio Rivera Hernández, integrante de la comunidad nahua de Coyolapa en la zona baja de Zoquitlán, defensor comunitario y miembro activo de la resistencia contra la minera Autlán en la Sierra Negra de Puebla fue desaparecido. En Oaxaca existen casos emblemáticos como la desaparición del profesor Carlos René Román Salazar en el conflicto magisterial de 2006. El pasado jueves 30 de agosto, en el marco del Día Internacional de las Víctimas de Desaparición Forzada, integrantes del Colectivo de Víctimas de Desaparecidos de Oaxaca, se pronunciaron en el kiosko del Zócalo de la ciudad, para exigir la aparición con vida de sus familiares. Asimismo denunciaron las constantes violaciones, omisiones incompetencia e insensibilidad de las autoridades estatales y federales.

Escucha y descarga el Espacio Social: Desaparición Forzada en México (28 min.).

Aviso de descarga (con direccion de audio)

Click aquí para descargar (boton derecho, dar click en "guardar enlace como" o "guardar link como")

espacio.agosto“En los últimos quince años, los pueblos indígenas han sido víctimas del despojo masivo de sus territorios por parte de empresas estatales y multinacionales. Aproximadamente dos millones de hectáreas de estas tierras están concesionadas para su uso en la minería industrial de alto riesgo, refirió el jurista y conocedor del derecho internacional indígena, Francisco López Bárcenas, durante su participación, el pasado martes 31 de julio, cuando presentó en la ciudad de Oaxaca su libro “¡La tierra no se vende! La tierra y los territorios de los pueblos indígenas en México”. Documento en el que se sistematizan las normas jurídicas existentes en el país para mostrar sus alcances y limitaciones, con un enfoque hacia la defensa de los derechos de las comunidades. En el presente espacio Social que hoy compartimos, se difunden algunos audios sobre la presentación de la “Cartografía de proyectos mineros” una investigación que analizó una serie de concesiones mineras en Oaxaca y su zona de influencia. Así mismo hablaremos sobre la puesta en circulación del boletín “dignidad y resistencia”, una publicación de EDUCA, OXFAM y el Observatorio de Derechos Territoriales.

 Escucha el Espacio Social: Megaproyectos en Oaxaca:

Descarga aquí (28 min).

observatorio

DENUNCIA OAXACA-01